Beneficios

Llevar a tu bebé en un mei tai o en una bandolera, es más que utilizar una portabebés para transportar a tu bebé, llevar a tu bebé en brazos está lleno de ventajas y especialmente de beneficios para tí y para tu bebé. Aquí te contamos algunos de ellos:

Cocina a

Bandolera a la cadera/espalda

Beneficios para la madre

Las manos quedan libres para hacer lo que tengas que hacer, tanto para las tareas de la casa como para relajarte, leer un libro o tomar algo.

-Puedes olvidarte de los obstáculos arquitectónicos que se presentan al moverte con un pesado carro (sorteando bordillos, escaleras, accesos a metros o subterraneos) o al pasear por terrenos difíciles (playa, campo…).

– Puedes consolar a tu bebé al mismo tiempo que relacionarte, e incluso bailar mientras le proporcionas un entorno estimulante para el aprendizaje.
– Puedes darle de mamar sin manos mientras hablas por teléfono, paseas, o haces la compra.
– Puedes tener a tu bebé contento cerca de ti mientras juegas con el/la herman@ mayor, le preparas el desayuno, lo peinas o lo llevas al colegio.

-Disminuye las posibilidades de padecer una depresión postparto. Cargar al bebé recién nacido todo el tiempo ayuda estimula la producción de hormonas ligadas a la maternidad y al establecimiento de lazos afectivos. Además, poder llevar al bebé mientras amamantas sin perder tu autonomía repercute positivamente en los enormes cambios que acaban de acontecer al convertirte en mamá.

-También, tenerlo cerquita de ti, te enseñará a comprenderlo mejor, anticiparte a sus necesidades, lo que os ayudará a relajaros y a ser más felices a los dos.

portada 2

Disfrutando con mamá

Beneficios para el bebé

– Lloran menos. En aquellas culturas en las que los bebés son cargados casi continuamente, los bebés lloran mucho menos que en aquellas en las que no son portados.

– Disminuye el reflujo y el cólico del lactante. La posición incorporada en la bandolera le ayuda a expulsar los gases y disminuir el reflujo. Además, junto con la tranquilidad que le aporta estar en contacto contigo, disminuye los episodios de cólicos.

-Es bueno para el desarrollo emocional. Los bebés que son llevados en portabebés desarrollan rápidamente una sensación de seguridad y confianza. Establecen vínculos seguros con quien los lleva y eso les ayuda a independizarse antes.

– Estimula el desarrollo cerebral del bebé. Cuando están en contacto con su madre (o su cuidador) los bebés pasan más tiempo tranquilos, pero en estado de alerta. Ve el mundo a la altura de los adultos en vez de ver las rodillas o tubos de escape. Esta estimulación extra beneficia su desarrollo cerebral.

-Beneficia su desarrollo físico general. El latido de tu corazón, tu respiración, tu voz y calor le son familiares y le aportan bienestar a tu recién nacido. Además, el movimiento del adulto al caminar, agacharse y moverse, estimula el desarrollo del equilibrio y fortalece la musculatura del bebé.

– Beneficia el desarrollo de las caderas. La posición de las piernas en “ranita” (con las rodillas más altas que las nalgas y las piernas separadas unos 90º) favorece el correcto desarrollo de la cadera.

– Beneficia la lactancia materna a demanda. Cargando a tu bebé junto a tu pecho puedes darle de mamar siempre que lo necesite, puedes amamantarlo mientras haces la compra, llevas al colegio a tus hijos mayores o esperas en la cola de un banco, de una forma muy discreta y sin necesidad de detenerte ni sentarte.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: