Por qué un portabebé

mamando tumbada

mamando en la bandolera

A pesar de que hoy en día vivimos en casas, sin depredadores rondando, y por tanto nosotros consideremos la situación como “segura”, él no la percibe así en absoluto, no entiende la ausencia de los cuidadores como temporal, para él, lo que está fuera de su campo de visión no existe.

Además, mientras más pequeño es, más “sensorial” es, y no le basta con ver a la madre, necesita sentirla, estar en contacto, olerla, y ser parte de su movimiento, en definitiva: saberse seguro en sus brazos.

Cuando un bebé se encuentra en brazos de su madre se encuentra tranquilo, no tiene que preocuparse por seguir vivo, tiene la certeza de que su madre lo hará por él. Cuanto más relajado y seguro esté un bebé, más equilibrado estará emocionalmente.

Pero no sólo los bebés vienen preparados para estar en contacto con sus madres, nuestra anatomía está claramente adaptada para llevar a nuestros bebés encima.

La forma de la cadera y cintura de la mujer humana facilita el llevar al bebés, si observamos a un bebé cargado sobre la cadera de su madre, ésta parece un asiento para su pequeño. Asimismo, los pequeños ayudan con la posición de sus piernas, incluso bebés de menos de un mes doblan las piernas y separan las rodillas cuando los levantamos, en espera de “cabalgar” en la cadera.

Todavía existen muchos pueblos indígenas en el mundo que llevan a sus niños todo el día encima, cuando trabajan en el campo, durante las labores domésticas o cuando comparten danzas y fiestas. Estos niños suelen llorar mucho menos que los bebés occidentales, se muestran relajados y se duermen placidamente en brazos cuando lo necesitan, sin un ambiente bajo en ruido o con poca luz, simplemente con la seguridad de estar cargados por sus cuidadores.

Con las bandoleras KANGAROO puedes brindarle a tu bebé ese contacto que tanto necesita y a la vez tener tus manos libres para hacer lo que tengas que hacer, de una forma cómoda y natural.posición

En la mayoría de las mochilas comerciales, el bebé raramente puede adoptar la posición correcta, en ranita, que es tan importante para su espalda (con las piernas

elevadas al menos 90º, con una separación lateral de 45º y su espalda redondeada), la mayoría de los bebés están -en el mejor de los casos- sentados o -en el peor- colgados de sus genitales, su espalda no está bien sujeta -no puede curvarse-, se hunde y puede dañarse.

Los  portabebés KANGAROO son óptimos para el confort del bebé y de la persona que lo lleva, puesto que se adaptan perfectamente a ambos cuerpos; a diferencia de la mayoría de sistemas de porteo prefabricados, con ganchos y piezas duras, que rápidamente se hacen molestas y nunca duran toda la primera infancia, cosa que no es así con nuestras bandoleras.

Ver: Beneficios de utilizar un portabebés.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: